ABRAZA LOS LEONES DEL ZOOLÓGICO DE LUJÁN.

Argentina
Mayo 2, 2019

El Zoológico de Luján, en la provincia de Buenos Aires se encuentra ubicado en el kilómetro 58 del Acceso Oeste (Gaona) en cercanías del partido homónimo. Ocupa una superficie de 15 hectáreas conformando un amplio espacio natural. Abrió sus puertas el 24 de noviembre de 1994; en un principio la colección inicial de ejemplares de la fauna silvestre y doméstica estaba integrada por un mono, dos burros, dos ponis, algunas llamas y ciervos, una pareja de leones y algunos pavos reales. Con el transcurso del tiempo fueron ingresando nuevas especies de animales, muchas de ellas provenientes de donaciones, de algunos canjes y compras a criaderos de fauna, en especial aves, mirlos y guacamayos. Al recorrer las instalaciones del Zoo Luján podemos observar en distintas ubicaciones monos pertenecientes a tres de las cuatro especies que existen en la Argentina. Ellos son: el mono aullador negro o carayá-hú (Alouatta caraya); el mono de noche o mirikiná también llamado mono lechuza (Aotus azarae) y el caí común o capuchino (Cebus apella).

El Zoo de Luján se destaca porque los visitantes pueden interactuar con diferentes animales, inclusive se puede ingresar a la jaula de diferentes animales como pumas y leones.  En el Zoológico de Luján trabajan guías capacitados que acompañan a los visitantes por los diferentes hábitats de los animales.  Llama la atención de los visitantes el gran número de ejemplares de caí y carayá que se exhiben. Muchos preguntan acerca de su origen y se sorprenden cuando les comentamos que la mayoría de ellos antes de llegar al zoológico vivían en casas y departamentos en Capital Federal y otras ciudades. Otros fueron criados en laboratorios y centros de investigación que los usaban para experimentación y algunos nacieron en el Zoo. Todos llegaron más o menos de la misma manera; la mayoría donados por particulares que los mantenían como mascotas; otros incautados por las autoridades y derivados al zoológico. Muchos ejemplares fueron hallados abandonados o luego de haber escapado y haber sido recapturados y remitidos al zoológico. Todo esto pretende hacerte reflexionar sobre una faceta de la conducta humana, que se remonta a los orígenes de la civilización, la de apropiarse de ejemplares de la vida silvestre sin fines utilitarios.

Si bien hay muchas alternativas para llegar al Zoo de Lujan, recomendamos tomar el Servicio de Traslados en Tours Grupales o Privados. Es importante el horario de partida, la comodidad en el viaje, y la vuelta a tiempo para no generar cansancio o stress innecesario ya que se encuentra a casi 72km de la Ciudad de Buenos Aires.

Visita a los Tigres de Bengala y a sus cachorros, que han crecido enormemente en número ya que actualmente nacen, crecen y se reproducen dentro del mismo Zoologico de Lujan. Mientras visitas a Coco y Sasha, los Tigres Blancos del Zoológico de Luján puedes hablar y conversar con sus cuidadores, hacerles preguntas ya que son quienes a diario brindan a los visitantes todo tipo de información y detalles sobre estos particularísimos hijos de la naturaleza.  En fin, sobran los motivos para que el Zoo de Luján sea unos de los principales destinos a visitar cuando te encuentres en Buenos Aires.

Los más leidos

Categorías

Sitios de Interés