Parque Nacional Torotoro: Paraíso geológico en Bolivia Parte 1

Bolivia
Junio 5, 2018

Al norte de Potosí encontramos una increíble área protegida natural, con más de 16 mil hectáreas de extensión. Este es el Parque Nacional Toro Toro, que se destaca por su geografía montañosa y su riqueza en patrimonio geológico y paleontológico.

Esta zona cuenta con estructuras geomorfológicas, geológicas y espeleológicas de gran tamaño, formadas por múltiples procesos geológicos que conformaron la actual geografía de nuestro planeta. Es por esto que en su terreno podemos encontrar una gran cantidad de fósiles de diversas eras como el paleozócios, mesozoico y cenozoico.

El Parque Torotoro corresponde a un sinclinal, es decir un pliegue de la corteza terrestre que fue formado por efectos tectónicos y que conserva diferentes estratos. Este sinclinal montañoso tiene una extensión de 10 kilómetros de ancho por 45 kilómetros de largo donde podemos descubrir depósitos geológicos de diversos periodos.

Sus espectaculares formas rocosas, que pertenecieron al fondo del antiguo Mar Andino Cretácico, antes de la formación de la Cordillera de Los Andes son un verdadero museo a cielo abierto. Es por eso que en Torotoro encontramos más de 80 tipos de rocas, cerros triangulares de particulares formas y pronunciadas cuestas formadas por la erosión.

Posee también más de diez cañones de variadas profundidades, superando los 1000 metros de fondo. Aquí, las caídas de aguas promueven la existencia especies vegetales que logran crecer en las rocas, formando verdaderos “jardines rupestres” y ecosistemas llenos de vida.

Además de las grandes alturas y profundos cañones, en el parque podemos observar acantilados, terrazas, mesetas y rocas erosionadas que parecen esculturas creadas por el viento, recordando elefantes, cabezas humanas y otros edificios.

En Torotoro podemos encontrar vestigios de huellas de inmensos reptiles de la época del mesozoico, paleozoico y cenozoico; como las pisadas de dinosaurios del periodo cretácico. Se cree que pertenecieron a diversas especies de saurópodos, ornitópodos, terópodos y anquilosaurios, gigantescos animales que llegaban a 30 toneladas de peso cada uno, deformando el piso por el que transitaron hace miles de años.

Además de estas huellas, en Torotoro se observan huellas de otros animales del periodo cretácico, como tortugas y cocodrilos del Paleógeno.

El Parque Torotoro es también un paraíso para la Espeología. Por sus características cársticas- es decir rocas erosionadas con grandes profundidades- cuenta con gran cantidad de cavernas que poseen estalagmitas y estalactitas, además de hermosos cursos de agua y lagunas.

Existe un registro de 22 cavernas, siendo la más grande la de Umajalanta, con 7 kilómetros y 144 metros de profundidad. El recorrido es de 300 metros con una pendiente de 30 grados que se recorre en dos horas aproximadamente, en donde te internarás en un mundo subterráneo de estalactittas, estalagmitas y columnas. Para llegar a ella, debes caminar a través de huellas de dinosaurios hasta llegar a la entrada, donde se arrienda un casco con linterna para ver en la oscuridad. Es un recorrido exigente, ya que hay lugares donde el camino se estrecha y es necesario agacharse o gatear, pero vale la pena la experiencia.

Dentro de los imperdibles del Parque Torotoro encontramos la Ciudad de Itas, una formación rocosa de caprichosas formas que da el aspecto de una ciudad con laberintos, cavernas, acantilados y cañones. Se ubica a más de 3700 metros sobre el nivel del mar, con un paisaje único en el mundo.

 

También es interesante conocer los teatros naturales y puentes pétreos, formaciones rocosas que asemejan puentes y durante la época de lluvia, reciben caídas de agua lo que brinda un hermoso espectáculo. Avanzando a través de estos teatros también podemos descubrir huellas de dinosaurios y una hermosa cascada que forman las aguas del río Torotoro al unirse al Cañón del mismo nombre.

El Cañón del Torotoro sin duda es una de las principales atracciones del parque, pero no es el único cañón que existe en el área, sino parte de un sistema de cañones inmersos en el sinclinal. Se accede desde el teatro natural y los puentes pétreos. Cuenta con un mirador y un puente colgante que permite una vista espectacular de las alturas a todo el sistema geológico del parque.

También es interesante conocer el Cañón de Vergel, con más de 250 metros de profundidad, que puede ser descendido a través de gradas en sus paredes rocosas. Aquí podrás apreciar los distintos tipos de rocas y estratos que formaban el lecho del Mar Andino Cretácico. Las rocas del entorno crean increíbles formas producto de la erosión y por la humedad de las aguas en su interior podemos apreciar particulares jardines rupestres.

Si quieres conocer más de las maravillas de este parque, te dejamos un completo tour a Parque Nacional Torotoro y seguiremos describiendo sus lugares más interesantes en el próximo artículo del blog.

Relacionados

Los más leidos

Categorías

Sitios de Interés