Potosi, historia y naturaleza en el altiplano

Altiplano
Febrero 28, 2018

A tan sólo 25 kilómetros de distancia del Salar de Uyuni, encontramos la ciudad de Villa Imperial de Potosí. Es un lugar con mucha historia, que además está rodeada de interesantes atractivos naturales.

Esta ciudad fue fundada bajo el alero del boom minero del Cerro Rico, junto al que se encuentra emplazada y que fue la mina de plata más importante del mundo desde el siglo XVI hasta el siglo XVII. De este modo, los españoles que se instalaron en ella la convirtieron en un lugar lujoso y opulento, con hermosas iglesias, teatros y casonas de arquitectura barroca, finamente ornamentadas. Es por esto que Potosí es considerada Patrimonio de la Humanidad, por la UNESCO.

Algunos de sus edificios más representativos de “la ciudad de los museos” son los siguientes:

  • Catedral de Potosí: Construida con estilo neoclásico e inspiración gótico. No sólo se puede disfrutar de su hermosa arquitectura, sino también de su museo de arte religioso con reliquias en oro y plata.

  • Casa de la Moneda: Se encuentra cercana a la Catedral. Es muy interesante por la importancia histórica, ya que aquí se acuñaron monedas de plata que llegaron hasta Europa. Actualmente, es un museo donde podemos encontrar todo tipo de máquinas que se usaron para realizar estas labores.

  • Convento de Santa Teresa: Fundado en 1685, este antiguo convento también funciona como museo, donde podemos encontrar todo tipo de reliquias religiosas como esculturas de madera pintadas y talladas. Aquí podemos conocer la forma de vida de las monjas carmelitas, observando sus celdas y los patios que funcionan como huertos. Es una buena manera de conocer cómo era la vida durante esa época en Potosí.

  • Museo de San Antonio de Padua: Corresponde al convento franciscano más antiguo del país. En su interior también encontramos criptas donde fueron enterrados importantes personajes de la época de oro de la ciudad, ya que se pensaba que si eras enterrado bajo una iglesia, llegarías más rápido al cielo. Además de esto, en el museo descubrirás hermosas cúpulas del techo original y pinturas de estilo religioso.

En Potosí también existen miradores que permiten apreciar con distancia la hermosa arquitectura de la ciudad y los cerros de los alrededores. En el Convento de San Antonio de Padua encontramos uno de ellos, también en la Catedral y el mirador giratorio Parky Orcko, que se ubica a 3800 metros de altitud; por nombrar algunos.

Otra actividad es conocer las antiguas haciendas- hermosas mansiones donde se cultivaban frutas y que son ejemplos de la lujosa arquitectura colonial del siglo XVII. En su interior podemos admirar pinturas especialmente de inspiración religiosa, capillas y grandes jardines. Las más importantes son la hacienda de Samasa y Cayara.

Potosí también posee bellos alrededores naturales, entre ellos:

  • Termas de Tarapaya: Se localizan a 26 kilómetros de distancia de la ciudad en una laguna natural, pero acondicionada con piscinas para disfrutar de forma cómoda de todas las propiedades curativas de las aguas termales.
  • Ojo del Inca: Para los amantes de la naturaleza, es una increíble laguna casi perfectamente esférica- en medio de las montañas- sin mayor infraestructura, donde se puede disfrutar de aguas cálidas totalmente en contacto con la naturaleza. Una gran oportunidad de desconectarte y relajarte completamente.

  • Parque Nacional Toro Toro: El Parque Nacional Toro Toro se ubica al norte de Potosí y uno de sus mayores atractivos son las cavernas y cuevas que podemos encontrar, donde además se observan huellas fósiles de dinosaurios. Algunas de las más representativas son la inmensa caverna de Huma Jalanta, con una entrada de 40 metros por 30. Es la caverna más profunda de Bolivia, con un interior lleno de estalactitas y estalagmitas, galerías fósiles y rocas calcáreas y areniscas, que puede recorrerse en 2 horas.

Aquí existen además ruinas arqueológicas y pinturas rupestres en Llama Chaqui. Sin mencionar la inmensa cantidad de flora y fauna y el impresionante Cañón del Valle de Toro Toro.

Como todos los lugares del altiplano boliviano, Potosí se encuentra a más de 4000 metros de altitud y requiere unos días de aclimatación para evitar las molestias del mal de altura. Te recomendamos hidratarte muy bien, consumir hojas de coca o pastillas especiales para disminuir las molestias por el cambio de presión.

Con estas pequeñas medidas podrás disfrutar plenamente de los maravillosos parajes del altiplano en Bolivia.

Relacionados

Los más leidos

Categorías

Sitios de Interés